Este distrito, es conocido nacionalmente por su parque público, el Parque del Retiro.

El Parque del Buen Retiro es el auténtico protagonista de este barrio de Madrid que tiene sus flancos en las calles de Alcalá y O’Donnell en el extremo norte, la calle Doctor Esquerdo en el este, la avenida del Mediterráneo y el paseo de Reina Cristina en el sur y la calle de Alfonso XII en el extremo occidental.

Esta zona mantiene un trazado similar al de su vecino barrio de Salamanca, con calles perpendiculares con amplias aceras y algunas de ellas equipadas con bulevares para potenciar el paseo y esparcimiento. Es el caso de las calles de Ibiza y Alcalde Sainz de Baranda. Aunque fundamentalmente tiene carácter residencial, su cercanía con el centro de la ciudad le hace compaginar éste con el comercial y empresarial.
La visita al Parque del Retiro es una cita imprescindible para cualquier turista que llegue a Madrid. Es recomendable completar la ruta por el parque urbano más famoso de la ciudad dejándose caer por el barrio extendido a su alrededor, y disfrutar de algunos de sus múltiples atractivos comerciales, culturales y gastronómicos.

El Parque del Retiro cuenta con algunos monumentos de visita obligada. El monumento a Alfonso XII, situado anexo al Estanque, el Palacio de Cristal, el Palacio de Velázquez o la fuente del Ángel Caído justifican en sí una jornada entera de turismo. Para seguir disfrutando visitaremos  La Majestuosa Puerta de Alcalá, Cuesta de Moyano. Desde 1925 se sitúan en la calle de Claudio Moyano una treintena de casetas donde rebuscar a la caza de auténticas joyas literarias de primera y segunda mano. A finales de mayo y principios de junio se organiza en el paseo de Fernán Núñez la Feria del Libro que reúne a libreros y editores de toda España..La Casa Árabe,  institución cultural que organiza ciclos, exposiciones conciertos y otras actividades con la cultura árabe de fondo.Otros lugares que no se deben dejar de visitar en la zona son el Panteón de Hombres Ilustres, la Real Fábrica de Tapices y la Basílica de Nuestra Señora de Atocha.
El Retiro combina los comercios de cercanía típicos de las áreas residenciales con  otros con mayor interés turístico y un público potencial más amplio.

La vía más comercial de este barrio es, sin duda, la calle Narváez donde podemos encontrar numerosas tiendas dedicadas a la moda, como zapaterías y pequeñas boutiques, además de algún establecimiento especial dedicado a las maquetas, circuitos y complementos del slot o modelismo de coches eléctricos.

Junto a esta vía existen otros motores comerciales destacados como las avenidas del Mediterráneo y Menéndez Pelayo, el paseo de la Reina Cristina y las ya citadas calles de Ibiza y Sainz de Baranda. Tiendas de alquiler de bicis, especialmente interesantes para realizar visitas al parque del Retiro, tiendas especializadas en zapatillas y ropa de atletismo así como tiendas de skate y patines, ya que, el deporte es uno de los principales protagonistas de este eje.

Trabajadores en su descanso laboral para la comida y visitantes del parque y sus alrededores se dan cita cada día en los numerosos restaurantes y gastrobares situados alrededor del Parque del Retiro. Es posible encontrar locales tanto para comer de formar rápida e informal, hasta establecimientos donde disfrutar de una comida más reposada. Las comidas típicas de las distintas autonomías del territorio español son las grandes protagonistas culinarias de la zona.
También cabe destacar algunos cafés perfectos para hacer un descanso después de una visita al parque o algún establecimiento donde tomar uno de los mejores chocolates de la ciudad. Y nada más rico y más castizo que acompañar una taza de chocolate caliente con churros o porras.

La actividad deportiva es otra de las grandes protagonistas de la zona. En los 4,5 kilómetros de perímetro del parque es habitual encontrarse con numerosos aficionados al atletismo realizando sus entrenamientos. Y es que el atletismo madrileño tiene en el Retiro una de sus mecas, no en vano, alberga la meta del Rock & Roll Maratón de Madrid y de la Media Maratón de Madrid, de la que también acoge la salida.
Pero no es el único deporte que se practica aquí. En el paseo de Fernán Núñez, conocido como Paseo de Coches, se reúnen muchos amantes del patinaje e incluso se imparten clases ajustadas a las habilidades de cada usuario. También es común encontrarse con aficionados al skate, especialmente en la modalidad de longboard.
El ciclismo es otra de las actividades más practicadas. Si no se tiene bicicleta, en las calles aledañas al parque existen establecimientos donde alquilar una. Por último, cabe destacar la natación que en esta zona goza de gran protagonismo. Aquí se haya el Centro de Natación M-86, instalaciones que han albergado numerosas competiciones internacionales y acoge anualmente el Grand Prix Comunidad de Madrid de saltos de trampolín. Además, a escaso metros se encuentran las instalaciones del histórico club de natación madrileño Real Canoe.

Comments are closed.